Sesiones de recién nacido en Santander, Cantabria

Sesiones de recién nacido en Santander, Cantabria

Erika nos lo puso muy difícil... ¡no quería dormir! así que no tuvimos otra que aprovechar el tiempo y sacar alguna foto con esos ojazos azules abiertos. Lo normal es que no haga fotografías cuando están despiertos ya que no suelen salir nada bien. Con estos días de vida al encontrarse desnuditos, por mucho que el estudio esté muy calentito, si les posas en una cesta boca arriba tienden a hacer muchos movimientos con los brazos, se sienten desprotegidos e inseguros, fruncen el ceño y lo más seguro es que acaben llorando. Si están tranquilitos sin moverse demasiado y no se ponen vizcos (cosa muy habitual con tan pocos días) pues se les puede robar alguna foto como a Erika.

Al final no nos quedó otra que quedar otra mañana y lo conseguimos. Estas sesiones como ya sabéis duran 4 horas, toda una mañana, si a pesar de haber estado más horas aún para conseguir terminar la sesión y veo que no hay fotos suficientes o no estoy satisfecha con el resultado, como yo entiendo que no es culpa de los papás, les cito otro día.

Así que aunque estas sesiones de recién nacido llevan muchas horas detrás, el resultado merece la pena. Si tu quieres tener unas fotos así de tu futuro recién nacido o quieres regalárselo a tu amiga embarazada con nuestra tarjeta regalo, contacta conmigo antes de su nacimiento y te informaré de todo.

Sesiones de recién nacido en Santander, Cantabria

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR